¿Quién podría imaginar a un bombero sin botas?

Habida cuenta de los riesgos de la profesión, ETCHE Sécurité ha diseñado unas botas que protegen contra el calor, el fuego, los cortes, la abrasión o las caídas de objetos, pero también contra los riesgos de penetración de agentes químicos agresivos, de substancias tóxicas o contra los riesgos de explosión. Además, el departamento de estudios ha dotado a esta gama de botas de una alta resistencia al deslizamiento de la suela. Las botas ETCHE Sécurité, mucho más seguras, están diseñadas para las situaciones de emergencia, de incendio y responden a las normas vigentes para las intervenciones que necesitan una alta resistencia a los productos químicos.

Resistir a los ácidos, a las bases, a los hidrocarburos o a los disolventes

Según las condiciones de ejercicio de su profesión, el profesional de la química necesitará protecciones específicas. Por este motivo, ETCHE Sécurité ofrece botas y calzado variados que se pueden seleccionar en función de los productos químicos presentes, de su concentración y de su temperatura. En este campo, no se pueden hacer las cosas a medias. Los productos ETCHE Sécurité han sido probados en laboratorio y cumplen con las normas más severas. Los elastómeros utilizados han sido especialmente formulados para ofrecer una resistencia química y mecánica elevada y también para ser antiestáticos limitando así el riesgo de explosión en zonas ATEX. Por este motivo, nuestras botas están perfectamente adaptadas a la industria química o petroquímica.

Estar bien aislado haga el tiempo que haga

Montar, mantener, restaurar una línea de alta tensión requiere una protección específica. ETCHE Sécurité ha puesto a punto botas capaces de aislar al operador durante los trabajos con tensión eléctrica. Estas botas deben ser utilizadas como complemento de los equipos aislantes habituales (guantes, pértigas…) pero son las únicas que protegen contra la tensión de paso. Realizadas en caucho dieléctrico, las botas ETCHE Sécurité son indispensables en condiciones difíciles (suelos húmedos, barro, nieve) cuando hay riesgo de impregnación para el calzado de piel. Cada una de estas botas está escrupulosamente controlada antes de pasar una prueba dieléctrica.





Profesiones variadas, riesgos diversos

Metalurgia, siderurgia, transformación de las materias primas, industria automóvil, por ejemplo, son campos donde los riesgos para los pies son múltiples y a menudo combinados. ¿Qué protección ofrecer contra una proyección de virutas calientes y de aceite de corte, sobre un suelo deslizante? Los cauchos sintéticos de nuestras botas de seguridad han sido formulados para resistir a temperaturas elevadas, al corte, a las agresiones químicas. Los agentes de mantenimiento se ven obligados por ejemplo a trabajar en situaciones de riesgos múltiples (limpieza y soldadura de cisternas de productos químicos). Las botas altas o los waders han sido igualmente estudiados para ser perfectamente estancos, ofrecer una protección contra el frío, o contra el riesgo de caída a igual altura. Se utilizan a la vez por los alcantarilleros y los agentes de mantenimiento de las orillas y canales…

Nuclear, Radiológico, Bacteriológico, Químico

El ejército, los hospitales, los transportes públicos, así como algunos laboratorios pueden tener que enfrentarse a agentes tóxicos. Después de ataques llevados a cabo con armas no convencionales o accidentes industriales de gran amplitud, hay que prestar auxilio rápidamente y con seguridad. Para proteger eficazmente a los equipos de intervención o de descontaminación, ETCHE SECURITE ha desarrollado un modelo de bota resistente especialmente a la iperita y a los hidrocarburos. La bota NRBQ está diseñada para completar las prendas filtrantes y escafandras de descontaminación, por lo que es fácilmente lavable y descontaminable tanto en el interior como en el exterior. Además, las botas NRBQ presentan excelentes características mecánicas, químicas y térmicas y están diseñadas para desplazarse en suelos difíciles (suelos industriales, tierra, rocas...)

A cada especialidad, sus necesidades

Por este motivo ETCHE Sécurité, observador atento desde 1932, ha puesto a punto botas y calzado de caucho vulcanizado que ofrecen confort y protección en función de las utilizaciones. Por ejemplo, las botas ADHERAL responden a las necesidades de los ganaderos en los salas de ordeño mientras que las botas CHIMIE ofrecen la mejor protección en los tratamientos fitosanitarios. Entre las botas altas, waders de Neopreno, botas de caucho forradas y no forradas, calzado y zuecos ETCHE Sécurité, existen referencias para las diferentes necesidades del mundo agrícola.

Mirar donde se ponen los pies

En este campo, el departamento de estudios de ETCHE Sécurité está especialmente atento al riesgo de aplastamiento, de corte o de perforación y ha puesto a punto un caucho que ofrece una resistencia a la abrasión elevada permitiendo asimismo el desplazamiento en suelos difíciles. El pie y la pierna están protegidos eficazmente conservando al mismo tiempo todo el confort relacionado con la flexibilidad del material. Además, en algunos contextos, se añade un riesgo de explosión debido a la presencia de gas, en este caso nuestras botas antiestáticas están especialmente recomendadas. Finalmente, la resistencia a productos químicos puede ser necesaria en tratamientos efectuados en algunos minerales.

Higiene y seguridad van a la par

El campo de las botas blancas ofrece una muy buena adherencia en un suelo húmedo o graso. Estas botas son también muy fáciles de limpiar para evitar cualquier riesgo de contaminación de los productos destinados al consumo. Como todas las protecciones ETCHE Sécurité, estas botas de caucho tienen también una excelente resistencia a la perforación, a la abrasión, al corte, y conservan su flexibilidad a baja temperatura (salas frías). El caucho con nitrilo utilizado para el conjunto de la bota (caña + suela), resiste asimismo al calor y a los productos de mantenimiento agresivos.

El placer de ir bien calzado

ETCHE Sécurité ha privilegiado la resistencia a las exigencias mecánicas y las calidades de adherencia en los modelos recomendados para la práctica de estas disciplinas deportivas. Los tobillos están protegidos contra los choques y el caucho natural deja suficiente flexibilidad para permitir una buena progresión. Las botas y el calzado no están forrados en el interior para un secado más rápido.