test nalta

Estar bien aislado haga el tiempo que haga

Montar, mantener, restaurar una línea de alta tensión requiere una protección específica. ETCHE Sécurité ha puesto a punto botas capaces de aislar al operador durante los trabajos con tensión eléctrica. Estas botas deben ser utilizadas como complemento de los equipos aislantes habituales (guantes, pértigas…) pero son las únicas que protegen contra la tensión de paso. Realizadas en caucho dieléctrico, las botas ETCHE Sécurité son indispensables en condiciones difíciles (suelos húmedos, barro, nieve) cuando hay riesgo de impregnación para el calzado de piel. Cada una de estas botas está escrupulosamente controlada antes de pasar una prueba dieléctrica.