A cada especialidad, sus necesidades

Por este motivo ETCHE Sécurité, observador atento desde 1932, ha puesto a punto botas y calzado de caucho vulcanizado que ofrecen confort y protección en función de las utilizaciones. Por ejemplo, las botas ADHERAL responden a las necesidades de los ganaderos en los salas de ordeño mientras que las botas CHIMIE ofrecen la mejor protección en los tratamientos fitosanitarios. Entre las botas altas, waders de Neopreno, botas de caucho forradas y no forradas, calzado y zuecos ETCHE Sécurité, existen referencias para las diferentes necesidades del mundo agrícola.